Manuel Prado Castro

1948 - 2020

La muerte no es nada

Yo sólo me he ido a la habitación de al lado. Yo soy yo, tú eres tú.
Lo que éramos el uno para el otro, lo seguimos siendo.


Un día 29 de octubre de 2014, fue el último día que formaste parte activa en nuestro Instituto, aquel día pasaste a formar parte de aquellos grandes maestros que han construido y hecho grande esta nuestra casa de estudio.


Hoy 01 de agosto has partido a la casa del Padre y nuestro corazón se llena de gratitud hacia Dios por tu vida y paso servicial en medio nuestro.
Cuando nuestros caminos se bifurcan creemos necesario detenernos para agradecer todo el bien entregado y realizado.
Gracias por los 42 años de servicio y entrega a la educación de
nuestros niños y jóvenes, de los cuales 34 los vivieras en nuestro Instituto.


Gracias por creer que una educación de calidad y de excelencia era posible y gastaste la vida por ello. Gracias por la preocupación de formar niños y jóvenes íntegros; donde la dimensión valórica, espiritual, deportiva, artística son muy relevantes para la plena realización personal.


Gracias por el respeto y valoración de la tarea docente, lo que
demanda rigor intelectual y coherencia moral.


Gracias por la cercanía, respeto y valoración que siempre manifiesto por cada niño y joven, pues el saber nos otorga conocimiento, pero la valoración y respeto al otro, nos da reconocimiento.


Gracias por el consejo oportuno, el saludo amable, el trabajo
minucioso; por su corazón generoso, por su sencillez de vida y por el gran amor hacia su instituto.


Dice San Agustín: “La vida es lo que es lo que siempre ha sido. El hilo no está cortado. ¿Por qué estaría yo fuera de tu mente, simplemente porque estoy fuera de tu vista?


 Te espero…No estoy lejos, justo del otro lado del camino…Ves, todo va bien. Volverás a encontrar mi corazón. Volverás a encontrar mi ternura acentuada. Enjuga tus lágrimas y no llores si me amas.”


Don Manuel, sabemos que su partida conlleva un gran dolor a su esposa, hijos, nietos, familia y amistades, por ello nos hemos de animar en la fe. Elevamos nuestra oración al Señor de la Vida y a la Virgen Santísima, para que le conduzcan a la Morada de los santos y regale el consuelo a los que hoy sufren por su partida

Cristian Molina Mera

Rector

-
00:00 / 00:00
titulo_80logo.png
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

© 2020  -  Algunos derechos reservados

Fundación Educacional Instituto Regional Federico Errázuriz - RUT N° 65.143.582-K

Diseño web de Renato Lorca - Ex Alumno Gen. 2016 / Alumno DuocUC